20 febrero, 2007

Calentamiento global



Resulta que en la segunda planta del edificio inteligente, donde tengo el gusto de trabajar, hace un calor de mil demonios. Los agobios y los dolores de cabeza están a la orden del día.
Pues nada, los expertos han realizado las mediciones oportunas y dicen que la temperatura es la correcta y que la sensación de calor y la causa de los dolores de cabeza es el exceso de dióxido de carbono en el ambiente. Vamos, que somos demasiada gente respirando en un espacio demasiado pequeño.
Parece ser que la inteligencia del edificio no llega para un sistema de renovación del aire o de ventilación o como se llame, así que la solución es sencilla: abrid las ventanas.
Abrid las ventanas en pleno invierno aunque se forme una corriente cojonuda y acabéis todos resfriados. Abrid las ventanas para que entre bien el humo que despide la chimenea de la fábrica que está a escasos metros y que seguro que emite gases de todos los colores para que estéis todavía mejor si cabe.
Ah, y no olvidéis que algunas ventanas están estropeadas y si las abrís es muy posible que luego seáis incapaces de cerrarlas.


Así que nada, un pequeño problemita más a añadir a los típicos provocados por los cascos, las sillas, los ordenatas que funcionan de aquella manera, el murmullo atroz de un montón de personas hablando a la vez en unos pocos metros cuadrados, los putos papeles amarillos que te ponen de mala hostia cada vez que desvías la mirada de la pantalla, los sueldos de mierda, los horarios de mierda... ¿Sigo?
Ah sí, un último y pequeñísimo problema: la mitad de los números de teléfono de nuestra base de datos desaparecieron hace ya una buena temporada y me da la impresión de que nadie ha movido un dedo para que vuelvan. Los buscas como puedas, con el Google ese, pero ni se te ocurra subir un sólo segundo el tiempo medio por llamada que la liamos.
Y recuerda lo que dice el anuncio: Tenemos todos los teléfonos. Lo que no sabemos es dónde.

13 comentarios:

Juzam dijo...

En mi trabajo, debido a que la plataforma es una antigua facultad reformada para albergar los proyectos de Orange, Ono, ING y demás, el aire acondicionado va de aquella manera. Si se pone, hace un frío de mil demonios. Si no se pone, el calor aumenta hasta que se funden los teléfonos. Pero nosotros no podemos abrir las ventanas: Hay una carretera cercana y "se cuela el ruido". Luego la empresa se queja que mucha gente se da de baja. Y eso, como bien dices, se suma a todo lo demás que no funciona o funciona mal. Pero eso es telemarketing: Más (pasta) por menos (gasto). Dentro de poco estaremos como las gallinas de las explotaciones avícolas: Con focos todo el día, para que no paremos de trabajar. Puto trabajo.

Soundtrack dijo...

He intentado ponerme a escribir un ingenioso chascarrillo que aliviara tus penas aunque sea momentáneamente, pero chico, no me sale ninguno... :-(

...país...

Lek dijo...

Si es que os deberían multar por no cumplir Kyoto... cacho perras, respirad menos, tá claro ^^

hamster-luisma dijo...

Joe, se me está quitando la gana de ser teleoperador...

telemarkado dijo...

Juzam, no des ideas no sea que haya algún cabrón por aquí dispuesto a tomar nota...

Soundtrack joder, que tus chascarrillos son una de las razones por las que sigo escribiendo!!! Ya te estás inventando algo echando leches xDD

Lek, es que en mi curro son como los americanos, hacen lo que les sale de los huevos.

Luisma, el hecho de que yo trabaje en un antro de mala muerte no significa que todas las empresas de telemarketing sean así. Creo que las hay peores (si cabe).

Saludos!!!!

Anónimo dijo...

Llevo tiempo leyendote, y me parece cojonudo tu blog. Pero tio, en serio, porque no cambias de trabajo? si te pagan una mierda, y te tratan como a una mierda, seguro que puedes encontrar otro trabajo de mierda, no? Te lo digo sin acritud, y porque te aprecio, pero de tantas veces que ta has quejado, ya deberias haberlos mandado a tomar viento...

El Tipo de la Brocha dijo...

Al que me precede le diría que quejarse es uno de los pocos placeres de fácil consecución que nos ofrece esta perra vida.

A Telemarkado: abrígate.

telemarkado dijo...

Anónimo, cada uno se queja de lo que tiene. No puedo quejarme del trabajo del vecino, sólo puedo hacerlo del mío.
Según está la cosa, cada vez va a haber más teleoperadores, porque cada vez hay más externalización y más subcontratación. Solamente quiero que la poca gente que se pase por aquí y que piensa que somos unos inútiles que no valemos para nada descubra que estamos quemados, explotados, mal formados, muy mal pagados y, ahora, también asfixiados. Y que por mucho que algunos queramos mandar el curro al carajo, no podemos hacerlo porque no encontramos otra cosa mejor, por triste que parezca.
Así de mal está la cosa.
Además, si no me quejase tanto no existiría este blog.

Tipo de la brocha, me alegro de que vuelvas por aquí y que tu blog haya recuperado la normalidad.

Muchas gracias a los dos y un saludo!!

KallingKiller dijo...

Para anónimo:
Parece mentira que si tanto te pasas por aquí no hayas captado aún la realidad del mercado laboral actual.
Si lees bien podrás encontrar información de los motivos que nos hacen permanecer en nuestros trabajos como teleoperador@s.
Lo siento, pero no comparto tu opinión y además no me parece que lo digas con buena fe, capto tu mensaje subliminal, aunque quizá esté yo equivocado y nos puedas presentar una lista de ofertas de empleo interesantes. De verdad que si encuentras por ahí trabajos mejores para nosotros puedes publicarlos, te quedaremos muy agradecid@s.
Mientras tanto algun@s seguimos quejándonos y denunciando nuestras condiciones laborales, porque si tod@s agarramos las de villadiego ¿cómo leches se va a mejorar algo?
Nos quejamos para que se sepa la verdad y quizá algún día se tomen medidas. Y por último una preguntita sin acritud... les dices lo mismo a los funcionarios públicos(por poner un ejemplo) cuando hacen alguna huelga??
Umm...

telemarkado dijo...

Bueno, bueno, haya paz ¿eh?
No creo que haya mala fé, ni mucho menos, lo que pasa es que desde fuera las cosas se ven de distinto modo.
Seguiremos echando la primitiva...

Landahlauts dijo...

Los putos edificios inteligentes. Como los odio.

Un blog muy interesante. Y con buen diseño.

Saludos desde Andalucía.

telemarkado dijo...

Muchas gracias landahlauts.
Un saludo!!

P.D. ¿Habrá algún edifico inteligente que no sea gilipollas?

KallingKiller dijo...

Ummm... dejame pensar...
no, edificios inteligentes que no sean gilipollas...NO
pero los que los diseñan????
uff mejor no digo ná que me caliento globalmente y me has pedido paz XD
saludotes