09 abril, 2007

La gallina de los huevos de oro en peligro de extinción



Un indicio más de que el mío es un curro sin futuro: según leo en el Blog de Enrique Dans, Google ha puesto en marcha un servicio telefónico de directorio gratuito en USA.
Básicamente, consiste en llamar y le decirle a la maquinita lo que quieres: restaurante Tal en la ciudad X, por ejemplo. Y la maquinita de da el número de teléfono, te lo manda gratuitamente por SMS o te conecta gratuitamente con el restaurante. Vamos, lo mismo que hacemos nosotros a precio de oro.
Y según cuentan, funciona bastante bien aunque está en fase experimental.


Supongo que esta noticia no le hará ni puta gracia a los señores de la corbata que tanto dinero ingresan con el chollete este de los 118, porque ellos, como yo, saben que (casi) todo lo que Google se propone, lo consigue. Y si se proponen hacerse con el mercado de los servicios de directorio, lo hacen.


Ya no va a hacer falta ni deslocalizar ni nada, todos a la calle gracias a la maquinita de Google.


P.D: En contraste con esta noticia, cabe recordar que unos que se valían de un 118 para hacer cositas malas, se han quedado sin licencia. Creo, incluso, que han quebrado.
Ya sabéis lo que dice el refrán, cuando las barbas de tu vecino veas pelar... Y no quiero mirar a nadie.

7 comentarios:

KallingKiller dijo...

ummmm...y que hara la maquinita googleliana cuando le pregunten por la diputación de Fuenlabrada en Madrid? Uff mal futuro le veo, esa maquinita no puede tener nuestra paciencia no... XD

Juzam dijo...

Pues creo que es lo mejor. Los idiotas que preguntan por la diputación de Fuenlabrada deberán espabilarse o morir (metafóricamente), ya que la máquina no te va a sacar las castañas del fuego.

Soundtrack dijo...

A ver, a veeer, aquí lo que falta es hacer leña del arbol caído... ¿quienes son esos del 118 que hacían "cositas malaaaas"? :)))

telemarkado dijo...

Cuando no se enteren con la maquinita llamarán a algún servicio por ahí que no tenga nada que ver para quejarse...
Pero, quitando gente un poco más mayor y los inútiles de siempre, creo que tendrá éxito.
Sountrack, investiga hombre, investiga.
Saludos!!

GatoVolador dijo...

Eso soundtrack, ¿quiénes?
Me uno al movimiento cotilla xDD

q256 dijo...

No creo que el palo sea tan duro.

Yo, que sé usar Google y las páginas amarillas, no pierdo el tiempo llamando a un 118 jamás, ya que me parecen una auténtica estafa.

Sin embargo, la mayoría de gente que usa estos servicios es gente que, si conoce google, es solo como "una de esas cosas del interné", y la máquina de Google no les va a inspirar ninguna confianza porque, simplemente, no les gusta hablar con máquinas. Les gusta hablar con personas, porque así además les pueden insultar si no encuentran el telefono de casa de Paco. Si hombre, de Paco de Leganés, si lo conoce todo el mundo en el bar...

En definitiva, que el pan no te lo quitan de momento, peor buscate otro curro, no porque vayan a despedirte, sino porque lo del telemarketing es una buena mierda y mal pagada, como nos muestras en este blog.

Eso sí, si curraras en otra cosa... ¡adios a tus jugosas anécdotas!

Sigue con el blog, es genial. Muchos te seguimos en la sombra aunque no comentemos :D

telemarkado dijo...

Antes de nada, muchas gracias por tu comentario q256.
Mira, yo creo que sí sería un éxito porque es gratuito. Teniendo en cuenta los miles de llamadas que recibimos nosotros en un par de servicios que la gente cree que son gratuitos (no lo son), en uno gratuito de verdad, a poquito que funcione...
Además, te puedo asegurar que más de la mitad de la gente a la que atiendo cada día tiene delante un ordenador conectado a internet y, por tanto, casi los mismos medios que nosotros para buscar un número. Y aun así, llaman. La gente es jodidamente vaga y le gusta que se lo den todo hecho.
Así que imagínate pegarle un par de voces a algo, sin tener que demostrar ni un mínimo de educación, y conseguir lo que quieres sin mover un dedo. Y gratis. Éxito seguro.

Eso sí, por muy lista que sea la maquinita de Google, dudo que sea capaz de contar anécdotas con este gracejo natural que Dios me ha dado... ;-)

Un saludo!!!