25 septiembre, 2008

Susurros



Esta anécdota, por llamarla de alguna forma, es muuuuuuuuuy chorra. Pero mucho. Lo que pasa es que, en según qué momentos, estas chorradas hacen mucha gracia al pobre hombre que está hasta las pelotas de atender a todo tipo de gentes.


-Buenos días, le atiende Fulano de Tal ¿en qué puedo ayudarle?
-No le oigo.
-¿En qué puedo ayudarle?
-No le oigo. ¿Me oye usted a mi?
-Perfectamente, dígame.
-No le oigo.
-¿Sí?
-QUE NO LE OIGO ¿ME OYE? PORQUE YO NO LE OIGO, NO LE OIGO.
-...
-¡¡¡¡QUE NO LE OIGOOOO!!!! Bueno mire, yo le que quería era el teléfono de GAES ¿ME HA OÍDO?


Y antes de que el anónimo de turno deje el típico comentario al respecto, aclaro una cosa: no, no me río de los sordos ni de nadie que padezca cualquier tipo de problema, simplemente pasó y lo cuento. Punto.

4 comentarios:

Crematia dijo...

Ostras, es que es muy fuerte que un señor o señora que no oye un carajo llame por telefono, que eso no está subtitulado...

Soundtrack dijo...

X-DDD... Impresionante...

Y bueno, será todo lo chorras que quieras pero es lo suficientemente graciosa como para contarlo :)

PD: Crematia, eso me recuerda una vez hace unos ocho años que hice un curso de lenguaje para sordos, que todos nos preguntábamos porqué la profesora (sorda) tenía un tlf. movil. Cruces nos hacíamos.
La respuesta cayó obvia: Los SMS ;)

abysalfire dijo...

A mi me llamó una vez un tipo ( cuando trabajaba en D+) y me dijo que "no se veía nada en la tele", cuando le pregunté si había algún mensaje en la pantalla, para ver si era un problema de señal, me contestó " no lo se, soy ciego, no veo nada" XDDDD

Telekomor dijo...

ja,ja,ja...ya se que hay un poco de humor negro en la anécdota, pero a mi también me ha hecho gracia. Me la apunto para el Telekomor, ;-)))