23 enero, 2007

El pan mío de cada día



Hoy, en 20 minutos, viene un artículo sobre algo que llaman aburrimiento crónico, tedio laboral, hastío, falta de motivación...
Identificadísimo me he sentido. Qué pena.

Qué aburre:

Uno mismo. Por la sensación de estar estancado y de perder el tiempo. El trabajo no interesa, pero las facturas nos retienen. El tedio puede llegar por la negativa del trabajador a asumir responsabilidades o a tomar iniciativas, por los problemas para compatibilizar vida y trabajo o el alejamiento de las expectativas iniciales.

El trabajo. Estar dedicado a tareas que no acaban nunca y en las que no se experimenta ningún progreso. La forma de organizar el trabajo en la empresa puede ser una vía directa hacia el cansancio vital, igual que la falta de sintonía con los valores éticos de la empresa.

El jefe. Una persona insatisfecha, que presiona todo el tiempo y sólo tiene malas caras, es de lo más decepcionante. Si además esa persona es el jefe y se dedica a dictar órdenes contradictorias, el trabajador acabará por sentirse ajeno a todo.

En cuanto al último punto, por lo menos en mi caso, el jefe no es una sino varias ¿personas?, con o sin corbata, que solo tienen en la mente una cosa: dinero.

5 comentarios:

Isaac dijo...

Wenas!

Quieres decir que no merecería la pena cambiar de trabajo llegados a este extremo?

Un saludo

telemarkado dijo...

Seguro que sí. La cosa es que encuentre uno que no sea peor... Y es que, aunque parezca mentira, sólo encuentro cosas con peor horario y peor sueldo (sí, es posible y sí, es triste).
Pero no pierdo el sentido del humor ¿eh? Son solo ratos malos.
Un saludo!!

efecinco dijo...

Ánimo, aunque llegar a ese punto no es nada bueno. Si uno no está motivado en el trabajo acaba por volverse un suplicio. Pero bueno, está claro que no todo el mundo puede trabajar en lo que le gusta!
Lo mejor eso, que no se pierda el sentido del humor ;)
Saludos! ^^

Anónimo dijo...

Si quereis hablar con alguien realmente desagradable y prepotente, podeis llamar a Pilar del departamento de personal de AGM CONTACTA BARCELONA. Telf. 93. 495.XX.XX. Además de insultar a las personas que reclaman el finiquito y tratarlos como burros.

telemarkado dijo...

Déjalo anónimo, ya tengo que hablar de vez en cuando con gente desagradable, me conformo con ellos y no quiero más...
Te edito el comentario por lo del número de teléfono, que no quiero movidas, que no te moleste.
Un saludo!!!