08 agosto, 2006

Malas noticias



Como todos los veranos, desgraciadamente, nuestros bosques arden a la velocidad de la luz. El caso es que estamos tan acostumbrados que ya ni nos parece noticia aunque lo sea. Y muy mala, por cierto.
Ayer, una señora llamó desesperada porque tenía las llamas en su casa, en el 112 no le cogían el teléfono y no sabía a quién recurrir para que les sacaran de allí. Lloraba desconsolada, con una sofoquina impresionante que casi le impedía hablar y, ante mi titubeo cuando le fui a responder (a intentar dar alguna solución que no se me ocurría) colgó el teléfono.
Pues se pasa un mal rato de narices. Yo no sé si la señora era incapaz de marcar el 112 por los nervios o si de verdad no le respondían, el caso es que ya me he preguntado un montón de veces cómo acabaría el asunto (supongo y espero que bien, por lo menos para ellos, lo de los árboles no tiene solución).
Para colmo, luego llama una chavala llorando histérica porque necesita una ambulancia ya y en el 112 no le cogen el teléfono. Entonces sí que empiezas a pensar cosas raras. ¿Habrán dado demasiadas vacaciones al personal del 112? Porque, claro, el servicio estará subcontratado por alguna empresa de telmarketing y conociendo el percal...
Si algún compi de allí nos lee, no estaría de más que nos cuente algo. Insisto, a lo mejor los nervios dominaban a estas personas y ni siquiera marcaban el 112, no lo sé.
Tampoco sé desde donde llamaba esta chica, si era desde Galicia o desde otro sitio (creo que lo del 112 va por comunidades autónomas).
El caso es que te quedas con cara de tonto ante el sufrimiento ajeno y sin poder hacer nada. Una auténtica mierda.


Siguiendo con las malas noticias (hoy toca), la lectura de este artículo sobre lo bien que se lo pasaban algunos soldados norteamericanos en Irak hace que reconsidere mi total oposición a la pena de muerte. Pero claro, al final la lógica se impone y no deseo la muerte a nadie, ni siquiera a esos soldaditos.
Aparte de que, se supone, la pena tiene como objetivo la reeducación y reinserción del penado y, claro, reinsertarlo en el infierno (o donde sea), ahí, con calzador, pues no es plan.
Pero, en serio, ¿creéis que un chaval de 19 años está preparado para irse a pacificar (invadir) un país, fusil en mano, pasando un montón de meses lejos de su familia, entre el horror y la destrucción, buscando refugio en unos vasos de whisky? ¿Tiene un chaval de 19 años la madurez suficiente para afrontar una situación de ese tipo sin creerse Rambo, por encima del bien y del mal? Yo creo que no.

6 comentarios:

Luisma dijo...

Uff... si es que los servicios publicos a veces son la caña.. yo el otro día llamé a la policia local para decirles que no teníamos luz en un merendero cerca del pueblo.. pues tardaron en cogerme la llamada por lo menos 15 toques, sin exagerarte.. Si llego a llamar porque alguien me está poniendo una navaja al cuello.. me puedo morir esperando vamos. Que asco.

toxcatl dijo...

Lo del 112... sin comentarios
Lo de irak, lo mismo pense yo ayer cuando vi la noticia en la tele... lo cierto es que es una locura enviar a niños de 19 añitos allí y dejarlos sueltos a su libre arbitrio, mas que nada por que a esa edad y tal como esta el mundo hoy en dia (me refiero sobretodo a la cultura norteamericana) sigues siendo un niño y te crees que te has metido en un video juego.-

Anónimo dijo...

Lo del 112 es de juzgado de guardia. NUNCA atienden rápido y además no sirven para nada. Tan solo hacen de intermediarios. Es mucho mejor llamar directamente a los servicios que necesites.
Al fin y al cabo, el 112 lo que acaba haciendo es llamar a los bomberos o la policía, así que su intermediación sólo sirve para desvirtuar la información de la llamada y retrasar la asistencia.
080 -> Bomberos
062 -> Guardia Civil
091 -> Policia Nacional

Es mucho más rapido llamar a cualquiera de estos tres servicios y que entre ellos se pongan de acuerdo. Incluso si tienes un fuego, la Policía Nacional atiende muy rápido y te gestiona los bomberos.

telemarkado dijo...

Si el 112 estuviera bien gestionado, seguramente sería útil centralizarlo todo para que la gente no se tenga que comer la cabeza pensando a qué número tienen que llamar. Pero claro, invierten 4 duros y, además, ya sabemos como funciona el tema de la formación en las empresas de telemárketing: no hay.
Y es algo demasiado serio como para tomárselo a la ligera.
Hace poco hablé con un poli de Salamanca que me contó que desde que pusieron lo del 112 (está en Valladolid) aquello es el caos, porque los mandan a sitios donde ellos no pueden actuar porque pertenecen al término municipal de otro pueblo, porque se ponen en contacto con la unidad que no deben, etc.
Me dijo "antes cogíamos nosotros el teléfono y salíamos echando leches, ahora lo cogen en Valladolid, buscan a quien tienen que avisar, se equivocan, ese otro nos llama a nosotros a un teléfono equivocado y cuando queremos ir ya han robado el banco o ya se han cargado al tipo".
Vaya forma de modernizarnos.

GatoVolador dijo...

Yo una vez (desgraciadamente) tuve que llamar al 112 pues casí se queman todos los árboles de mi campo por una quema ilegal de rastrojos (sí, yo tengo de vecino al desgraciado en el que está basado el anuncio de TV de "Total, por unos rastrojos..."). En aquella ocasión (agosto de 2004) me atendieron bien y rápido, los bomberos llegaron enseguida, aunque supongo que lo mejor es llamar, como bien dice anónimo, al:
092: Policía Municipal
091: policía Nacional
080: Bomberos (atención, en capitales de provincia; para municipios NO capitales el 085)
Otra advertencia: si llamáis desde un teléfono móvil - al menos de MoviStar - al 091, 092 o 085 se os reenviará a la comisaría o parque de bomberos de la capital de provincia, ya que se ve que la red móvil está perdida con las ciudades y a lo más que llega es a identificar la provincia (por eso las comisarías y demás servicios de urgencia tienen teléfonos fijos estándar, para que se pueda llamar tb desde un móvil directamente)
El desastre del 112 que cuentas es absolutamente patético, más siendo el número de urgencias "por antonomasia" (se puede llamar desde un móvil sin tarjeta SIM o con la pantalla de petición del PIN aunque no lo sepas; o incluso desde un fijo al que te hayan cortado la realización de llamadas por impago)

En cuanto a lo de Irak, no tiene nombre... mal se pudran donde les corresponda. A éstos si que les deseaba la muerte, y que les dieran por el **** a ver si les gustaba... Desgraciados, si se aburrían que se violaran entre ellos, no te jode. A ver que culpa tenía la chiquilla...
Hechos como éste me hacen pensar que el hombre (o al menos algunos) no viene del mono, si no de algún protozoo con 1/9999999999999 de neurona...

telemarkado dijo...

En algún sitio leí que lo "justo" sería violar a su hija y matar a sus padres para que sintieran exactamente lo mismo. Vamos, la ley del Talión. ¿Dónde está ahí la justicia? ¿Qué coño te han hecho los padres o la hija a tí?
Conclusión: no hay castigo equiparable. Supongo que, como casi siempre, es un problema de educación.