01 septiembre, 2006

Dibus



Nada más levantarme esta mañana, demasiado temprano, escuché en la radio la noticia de la muerte de Ed Benedict.


Su nombre no me era en absoluto familiar pero era nada menos que el creador de Los Picapiedra, Hong Kong Phooey o el oso Yogi, entre otros.
Este post no pretende ser un homenaje, entre otras cosas porque dudo mucho que el homenajeado se haya llevado el portátil a donde quiera que esté y lo vaya a ver (¿tendrán wi-fi ahí arriba?).
Simplemente es un recuerdo de los dibujos animados que veía de pequeño. En particular, le tengo mucho cariño a los Picapiedra por una simple razón: le encantan a mis padres. No hace muchos años que pasábamos unos ratos de lo más agradables viendo los dibus en familia, algo no demasiado habitual en los tiempos que corren.


Ya no se hacen series de animación como las de antes. Sí, está el manga japonés o esas nuevas series (cojonudas, por otra parte) del tipo Los Simpsons o Padre de Familia, pero les falta encanto. Les sobran virtudes pero... no las vería con mis padres en el mismo plan que veía los Picapiedra. No sé si me explico.

¿Y qué me decís de Hong Kong Phooey? Qué cachondo el perro karateka este, me parto de la risa sólo de recordar la vocecilla de la telefonista Rosemary al principio de cada capítulo y el ruidillo que hacía su coche.
Buah, qué recuerdos. Estaba deseando volver del cole para ver los dibujos (y trincar la merienda). Te tenías que tragar todos los tostones que veían en tu casa (sólo había una tele) pero sabías que tarde o temprano caían unos minutillos del Oso Yogi, Magilla Gorilla o Tom y Jerry.


Echo de menos este tipo de series de animación. Me parece que la programación infantil de la televisión actual, además de casi inexistente, es una auténtica mierda. Ahora que la TDT empieza a extenderse y tenemos un montón de canales, alguien podía tirarse el rollo y ponérselo más fácil a los chavales para que no se enganchen a la Play o a cosas muchísimo peores. Total, si nos van a freir a reposiciones, que sea de cosas que valgan la pena ¿no?
Pero claro, seguro que es infinitamente más barato tirar de contenido propio que tienes cogiendo polvo en el fondo de un cajón que gastarse unos eurillos en comprar algo de calidad. Pero que no se te ocurra bajártelo de internet piratón!


Más sobre estas maravillas en la web de Hanna-Barbera.

4 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

En Boomerang, uno de los canales de Digital Plus, reponen series de dibujos antiguas ("Scooby Doo", "El Pájaro Loco", "Tom y Jerry", "Heidi" y un largo etcétera), y puedo asegurarte que el valor nostalgia les ha hecho un gran favor a todas esas series. No son tan buenas como a nosotros nos parecían, sino muchas veces burdas y repetitivas.

WiZaRd_ dijo...

Vaya... sí es una lástima...
Estoy totalmente deacuerdo en que las series qu ponen hoy en día no son, para nada, comparables a las que veíamos nosotros hace unos años. Es un tema que saco bastantes veces cuando se nombra algo sobre la televisión.

¡¿Pero dónde van con los Lunnis?! Dios, ¡qué malos son! Donde esté Barrio Sésamo que se quite lo demás...

Respecto a lo que dijo el comentarista anterior, en Digital Plus hay varios canales de temática infantil que, la verdad, están bastante bien. Tienes los "Disney Channel" que para un chaval jovencillo seguro que les viene genial y no se apartan de la televisión ni un segudo. :)
Que por cierto, en esos canales siguen poniendo los picapiedra. :P

Saludos.

toxcatl dijo...

Vaya, que pena.-
Los Picapiedra no eran mis favoritos ni con mucho, pero si que me gustaba el Oso Yogui y jonconfui (como deciamos de pequeños mis primos y hermanos...).-

telemarkado dijo...

Tipo de la Brocha, a mi también me ha pasado ver algún programa antiguo y decir ¿pero como podía tragarme yo esto? Sin embargo, no creo que pase con los dibujos si ves un capítulo de vez en cuando. Si te tragas una reposición tras otra, teniendo en cuenta que sí son repetitivos y que ya no somos tan pequeños, pues te parecen una mierda. Eso no significa que sean burdas o malas sino que son para un público infantil y nosotros ya estamos creciditos...
Pero yo creo que a los chavalines de ahora también les encantarían si tuvieran posibilidad de verlos (no todos tenemos Digital Plus, a ver si se estiran los canales en abierto).
Respecto a los Lunnis... a mi sobrino le encantan!!! Claro que no ha conocido a la gallina Caponata o a Espinete. Los que me dan grima son los teletubbies, dios, no son para niños son para imbéciles (y lo peor es que a mi sobrino también le gustan)