23 septiembre, 2006

Inconvenientes de trabajar por objetivos



Me he encontrado aquí, por casualidad, un informe detallado sobre las ventajas e inconvenientes de trabajar por objetivos. Es posible que ya lo hayáis leído, pero por si alguno todavía no lo ha hecho:


Había una vez, en un pueblo, dos hombres que se llamaban Joaquín González.

Uno era sacerdote y el otro era taxista. Quiere el destino que los dos mueran el mismo día. Entonces, llegan al cielo, donde les espera San Pedro.

- ¿Tu nombre? - pregunta San Pedro al primero.

- Joaquín González.

- ¿El sacerdote?.

- No, no, el taxista.

San Pedro consulta su planilla y dice:

- Bueno, te has ganado el Paraiso. Te corresponden esta túnica con hilos de oro y esta vara de platino con incrustaciones de rubíes. Puedes pasar.

- Gracias, gracias .... -dice el taxista.
Pasan dos o tres personas más, hasta que le toca el turno al otro Joaquín González.

- ¿Tu nombre?

- Joaquín González.

- ¿El sacerdote?.

- Sí.

- Muy bien, hijo mío. Te has ganado el Paraiso. Te corresponden esta bata de lino y esta vara de roble con incrustaciones de granito.

El sacerdote dice:

- Perdón. No es por desmerecer, pero... debe haber un error.¡Yo soy Joaquín González, el sacerdote!.

- Sí, hijo mío, te has ganado el Paraiso. Te corresponde la bata de lino...

- ¡No, no puede ser!. Yo conozco al otro Joaquín González, era un taxista, vivía en mi pueblo, ¡era un desastre como taxista! Se subía a las aceras, chocaba todos los días, una vez se estrelló contra una casa, conducía muy mal, tiraba las farolas, se lo llevaba todo por delante... Y yo me pasé setenta y cinco años de mi vida predicando todos los domingos en la parroquia. ¿Cómo puede ser que a él le den la túnica con hilos de oro y la vara de platino y a mí esto? ¡Debe haber un error!

- No, hijo mío, no es ningún error -dice San Pedro.- Lo que ocurre es que aquí, en el cielo, nos hemos acostumbrado a
hacer evaluaciones como las que hacen ustedes en la vida terrenal.

- ¿Cómo? No entiendo.

- Sí,... ahora trabajamos por objetivos y resultados... Mira, te voy a explicar tu caso y lo entenderás enseguida: Durante los últimos 25 años, cada vez que tú predicabas, la gente se dormía; pero cada vez que el conducía, la gente rezaba. Y... ¡LOS OBJETIVOS SON LOS OBJETIVOS!

Es muy chorra pero me hizo mucha gracia.

8 comentarios:

lamiradaatras dijo...

Si un poco chorra como tu dices, pero muy real. Queda demostrado lo idiota que es el pensamiento capitalista

toxcatl dijo...

Tan real como la vida misma...

Leon dijo...

Buenísimo, me lo habían contado hace mucho, pero me sigue pareciendo mu güeno.

Luisma dijo...

jaja, es buenísimo, lo voy a mandar a todos mis contactos, es muy bueno!!

Un saludo tiaco!

chüpetina dijo...

pero eso es que los objetivos estaban mal puestos.

los de mi clase y yo, por nuestra parte, acabamos de hacer a una santa.

Munlight_Doll dijo...

Voy a contar otro, si me permites:

Un hombre de padre alemán y madre española se muere y, como no ha sido un angelito, va al infierno. Cuando se encuentra con el Diablo, éste le dice:
- Como tienes doble nacionalidad, puedes escoger entre dos infiernos: el infierno español y el infierno alemán.
- ¡Guau! ¡Qué lujo! ¿Y qué diferencia hay entre ellos?
- En el infierno alemán te meteremos en una piscina de lava ardiente. Cada media hora pasa una cuchilla y te tienes que agachar para que no te dé.
- ¿Y el infierno español?
- Es lo mismo que el alemán, sólo que la cuchilla a veces se retrasa, a veces no funciona, el demonio que la pone en marcha se pide la baja...

Espero que te haya gustado. Ya lo dice el padrenuestro: "así en la Tierra como en el Cielo" XD
Besos,
Mun

El Tipo de la Brocha dijo...

Un Cielo muy pragmático. Me sentiría cómodo en un lugar así.

Marga F. Rosende dijo...

Está simpatiquísmo...no es tan chorra no te creas.